¿Qué es la ansiedad? ¿Tengo ansiedad? ¿Es problemática? Trastornos relacionados con la ansiedad o angustia, fobias, ataques de pánico y miedos.

 

La ansiedad es un conjunto de respuestas con las que una persona reacciona ante estímulos o situaciones que se perciben como amenazantes. La finalidad de estas respuestas es la de preparar el cuerpo para poder responder óptimamente ante amenazas. Se trata de algo heredado de nuestros antepasados debido a su papel adaptativo en relación a seguridad y protección.

Se puede decir que nuestro sistema biológico no ha evolucionado al mismo ritmo que el tecnológico y social, y las amenazas de hoy no son las mismas que ha sufrido la humanidad durante miles de años. Es por eso que ante algo percibido como una posible amenaza, como puede ser para algunos una cita al despacho del jefe, puede generar reacciones similares a las que tendría una persona a la que se le presenta un tigre amenazante, donde la tensión muscular, incremento de la frecuencia cardíaca e hiperventilación, prepararían al organismo para una respuesta de huida o lucha en las mejores condiciones.

Aun siendo una respuesta adaptativa, puede ser especialmente molesta, como es el caso de los ataques de pánico o crisis de ansiedad, que están compuestos por varios de los síntomas nombrados a continuación, los cuales se dan con un grado de intensidad muy elevado, hasta el punto que la persona puede pensar que le está dando un ataque al corazón.

psicologo ansiedad 

Ansiedad: Síntomas

Las diferentes respuestas que pueden originarse entrarían dentro de tres planos: Pensamientos, emociones, y fisiológicos.

  • Pensamientos y emociones relacionadas con miedo, pánico, sensación de alarma, inquietud, preocupación, aprensión, obsesiones, pensamientos intrusivos, tensión interna o temor a que algo grave y malo suceda, como perder el control, volverse loco o la propia muerte.
  • Cambios fisiológicos como tensión muscular, mareos, sudores, sensación de ahogo, palpitaciones, taquicardia, hiperventilación, agitación, palidez facial, son algunos de los más comunes.

 

La ansiedad se vuelve problemática cuando estas respuestas están interfiriendo de manera significativa en la vida cuotidiana de la persona. Se puede distinguir entre dos grandes tipos; la situacional o específica, originada solamente ante ciertos objetos, situaciones, o actividades concretas, y la Ansiedad Generalizada, cuando se da ante un gran número de eventos y situaciones. Se dice que la persona está especialmente atrapada en su ansiedad cuando el hecho de experimentar respuestas de este tipo es considerado como una amenaza en sí, lo cual genera e incrementa nuevas respuestas ansiosas, entrando en un círculo vicioso que limita a la persona a la hora de desarrollar su vida como le gustaría.

 

Tipos de ansiedad

En función de las características específicas de cada caso, se pueden clasificar diferentes tipos de “trastorno”:

  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno de ansiedad por separación
  • TOC o Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de pánico
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Agorafobia
  • Ansiedad social o fobia social
  • Fobias específicas (a un animal, la oscuridad, sonidos fuertes…)
  • Trastorno de angustia