Este síndrome consiste, a grandes rasgos, en la presencia de una respuesta prolongada de estrés en el organismo ante diversos factores, tanto emocionales como interpersonales y sociales, que se presentan en el entorno del individuo.

Normalmente, hablamos de Burnout en personas que se encuentran en entornos demandantes, sometidos a exigencias excesivas que acaban originando tensiones. Entre los sintomas más destacables encontramos:  fatiga crónica, fuertes sentimientos de ineficacia y irritabilidad, entre otros.

Este cuadro presenta especial relevancia en entornos competitivos
tales como el trabajo o el deporte, especialmente el de alta competición. En ambos entornos los sujetos suelen verse sometidos a presiones de todo tipo, tanto a nivel personal como grupal. Mal gestionada, esta presión puede acabar originando problemas de salud mental.

burnout, coach barcelona, psicologo sant cugat, granollers, activital psicología

Sería el típico caso de un joven deportista prometedor que, de un día para otro, llega a casa de sus padres diciendo que quiere dejar el deporte que lleva practicando toda su vida, aludiendo que ya no se divierte ni disfruta practicándolo. Con mucha probabilidad, no es que al deportista ya no le guste el deporte que practica, sino que la presión a la que se ve sometido es tal, que es incapaz de disfrutar del deporte que aún ama.

 

Burnout: Síntomas

Los síntomas del síndrome de Burnout suelen desarrollarse de forma progresiva, categorizándose a su vez en cuatro grupos:

  • Psicosomáticos: cefaleas, molestias gastrointestinales, insomnio
  • Conductuales: Problemas relacionales, absentismo
  • Emocionales: distanciamiento afectivo, ansiedad y disminución del rendimiento
  • Defensivos: Negación de los síntomas anteriores y desplazamiento de los sentimientos hacia otros ámbitos.

El principal síntoma es un fuerte sentimiento de impotencia, que se extiende a toda la jornada de la persona afectada. Suele quejarse por todo, expresando la dificultad para experimentar placer por cosas que anteriormente, si que lo proporcionaba. Sentimientos de irritabilidad, tristeza y falta de tiempo para realizar cualquier tarea son habituales. A diferencia de lo que ocurría al principio, el trabajo o el deporte que se practica, ya no produce incentivos para la persona afectada con burnout. Visto por terceros, puede aparentar sensibilidad, depresión o insatisfacción.