Ansiedad, depresión, estrés, adicciones, habilidades sociales deficitarias, insomnio, impulsividad, trastornos de personalidad,  ideas delirantes, obsesiones…

 

Nuestros clientes suelen ser tener diversos motivos de consulta, habitualmente relacionados con ansiedad, depresión, estrés, dificultades en las relaciones interpersonales u otras realidades, como por ejemplo:

  • Personas que han perdido la confianza en sí mismos, hasta el punto que no pueden manejar con éxito su vida.
  • El estar atravesando momentos de crisis vitales sin tener la capacidad de hacer frente a los cambios y acontecimientos que se dan a su alrededor.
  • Falta de habilidades sociales que acaban repercutiendo en sus relaciones personales, privándoles del disfrute de las personas de su entorno.
  • Experimentación de sentimientos de vacío e insatisfacción en diferentes ámbitos de la vida de uno (laboral, familiar, relación de pareja).
  • Incapacidad a la hora de gestionar altos niveles de estrés y ansiedad, hasta el punto de que tanto su estado físico como emocional se vean afectados.
  • No poder disfrutar de las cosas buenas de la vida; la tristeza y los sentimientos de depresión predominan conformando un circulo vicioso del que es muy difícil salir.
  • Problemas de diversa índole en relación a sus hábitos alimentarios, teniendo consecuencias tanto en la salud física como psicológica de quien los sufre.
  • Se encuentran sin ilusión, vacíos, sin ninguna motivación por las cosas que conforman su día a día.
  • Sufren de un alto nivel de obsesión, exigencia y perfeccionismo en el desarrollo de sus tareas, viéndose afectada su calidad de vida.
  • Padecen de algún tipo de adicción, ya sea a sustancias(alcohol, tabaco, cannabis, cocaína) como a algún tipo de conducta(comprar compulsivamente, utilizar el móvil y navegar por Internet en exceso, abusar de los juegos de azar).
  • Experimentan problemas o dificultades a nivel sexual, viendo como su vida íntima y sus relaciones se deterioran y se ven afectadas por ello.
  • Su relación de pareja se ve afectada por continuos problemas, ya sea por mala comunicación, discusiones continuas, dificultades sexuales, mala convivencia, etc…viendo como la relación se va deteriorando y empobreciendo con el tiempo.
  • Se encuentran en una  situación familiar rígida y tensa, con conflictos habituales a la hora de relacionarse en casa que se han convertido en un hábito en las maneras de funcionar de la família.

      

    ir al psicólogo, anar al psicòleg, exemples, ejemplos