¿Qué es un TOC? Obsesiones, trastorno obsesivo compulsivo, pensamientos obsesivos, conductas compulsivas.

El trastorno obsesivo compulsivo o TOC se caracteriza por la presencia de ideas obsesivas y conductas compulsivas. Estas obsesiones en forma de ideas suelen ser pensamientos, impulsos o imágenes que resultan molestas y generan malestar, son recurrentes e indeseadas. Las compulsiones son las maneras de responder a las obsesiones previas, en forma de comportamientos o actos mentales compulsivos y recurrentes, los cuales considera que debe seguir de forma rígida. La persona que se encuentra en este tipo de situación, puede incluso reconocer la irracionalidad de sus obsesiones y compulsiones, más no encuentra el modo de liberarse de ello.

obsesiones, pensamientos sin salida, no puedo dejar de pensar, psicologo barcelona, sant cugat, granollers, activital, obsesiones, TOC

Tipos de obsesiones

 

  • Dudas obsesivas: La persona no recuerda si ha realizado o no una acción concreta de seguridad, y si lo ha hecho correctamente, lo que le sugiere hacer múltiples comprobaciones.
  • Obsesiones nosofóbicas: Preocupaciones por si se han tomado las precauciones adecuadas para no contraer una enfermedad, lo que puede sugerir por ejemplo limpiarse continuamente las manos.
  • Fobias de impulsión: Miedo irracional que se tiene de perder el control sobre uno mismo y realizar acciones que no se quieren hacer.
  • Cavilaciones obsesivas: Dudas a nivel existencial, de tipo filosófico, los cuales son recurrentes y la persona no logra evitar, por lo que se le hace urgente la necesidad de darles respuesta haciendo que a la persona le cueste dejar de pensar en ellas.
  • Escrúpulos obsesivos: Hay una preocupación recurrente por haber irrumpido leyes morales o religiosas. Se viven de manera rígida y estricta las ideas de responsabilidad, culpa y pecado, lo cual sugiere a la persona a realizar juicios constantemente, a uno mismo y los demás.
  • Ideas de contraste: Pensamientos recurrentes e indeseados que son contrarios a las creencias o sentimientos de la persona, y habitualmente socialmente inaceptables en el contexto en que se dan. Un ejemplo serían ideas relacionadas tener relaciones sexuales durante la misa de una iglesia.
  • Aritmomania: Ideas obsesivas relacionadas con realizar operaciones matemáticas y la numerología.

 

Rituales compulsivos con obsesiones

 

La persona recorre a la realización de rituales que le permiten reducir el malestar generado por las ideas obsesivas. Existen 5 tipos de rituales:

  1. Rituales de limpieza: La persona parte de ideas obsesivas relacionadas con ponerse enfermo o contagiar enfermedades, de modo que realiza rituales de limpieza para desinfectarse, y evita cualquier posible situación en que perciba suciedad o contaminación.
  2. Rituales de orden: La persona siente la necesidad urgente de poner los ordenar cosas, obsesiones, psicologo barcelona, sant cugat, granollers, activital, obsesiones, TOCobjetos (de una mesa, por ejemplo) en un orden determinado, dado que de lo contrario lo percibe como desordenado y le genera ansiedad.
  3. Rituales de repetición: La persona realiza una acción repetidamente, por ejemplo, al salir de casa, tocar la puerta cerrada primero con la mano derecha y después con la izquierda.
  4. Rituales de comprobación: La persona parte de ideas obsesivas relacionadas con el miedo a haber olvidado algo, habitualmente del tipo dudas obsesivas, que le llevan a realizar comprobaciones reiteradamente, como comprobar que se ha cerrado con llave o se han apagado las luces, por ejemplo.
  5. Rituales de acumulación: La persona acumula objetos y le cuesta desprenderse de ellos, idea que le genera niveles de ansiedad elevados.

 

Lentitud sin rituales visibles: A menudo los rituales se dan a nivel cognitivo, realizando “rituales mentales” como pueden ser comprobaciones que enlentecen las acciones del individuo y hacen que parezca abstraído.

Es frecuente también el caso de ideas obsesivas a las cuales no les siguen compulsiones, cuando una persona tiene pensamientos recurrentes e intrusivos que no logra evitar, lo cual le supone un importante foco de malestar.