Terapia Integral de Pareja

,

La Terapia integral de Pareja (TIP) forma parte de las Terapias de Tercera Generación, siendo la propuesta terapéutica específica de las relaciones de pareja desde el enfoque contextual-funcional. En este caso, se implican por igual ambos miembros de la pareja, para que como equipo pueda abordar esas situaciones que pueden distanciarles y generar discusiones, frustración y malestar de un modo más efectivo, para lo que propone especialmente estrategias que faciliten una relación más satisfactoria.

Desarrollo de la Terapia Integral de Pareja

La TIP nace en el proceso de evolución natural de la terapia de pareja conductual. Esta fue durante las últimas décadas del siglo XX la modalidad terapéutica para los conflictos maritales que mostró una mayor evidencia empírica tanto de mejorías en las parejas como en sus fundamentos teóricos. Su interacción giraba en torno a 2 ejes:

terapia integral de pareja

  1. Cambiar los comportamientos: Se trabaja para que cada miembro de la pareja ponga en marcha una serie de comportamientos percibidos como positivos para su pareja, y reduzca los aversivos, sabiendo que la otra persona estará realizando el mismo proceso, y con la finalidad de cambiar las dinámicas de la relación.
  2. Entrenar en resolución de problemas y habilidades de comunicación: Poner en práctica nuevas estrategias de resolución de conflictos y toma de decisiones, que permitan llegar a acuerdos satisfactorios para ambos. Al mismo tiempo se promueven estilos comunicativos que ayuden a preservar la intimidad y empatía de la relación en lugar de ser destructivos.

Aun siendo el enfoque terapéutico con mayores garantías de eficacia probada,  sus resultados seguían exigiendo una optimización del modelo, de modo que sus autores Jacobson y Christensen creyeron necesario mantener el desarrollo de la terapia e investigación, dando lugar a la Terapia Integral de Pareja.

Aceptación en la Terapia integral de Pareja

Lo que incorpora la Terapia Integral de Pareja es ampliar el foco de quien emite los comportamientos problemáticos para incluir también la persona que los recibe y reacciona ante ellos. Así, a los 2 ejes comentados se le añade uno fundamental: trabajar en estrategias de aceptación.

terapia integral de parejas - psicólogos onlineA menudo las parejas buscan cambiar aspectos de la otra persona para hacerla encajar en su modelo de pareja perfecta, lo cual genera tensiones: el otro puede sentirse no comprendido y aceptado, y solemos recibir mal que nos intenten cambiar. Así, se convierte la relación en un tira y afloja constante, favoreciendo las actitudes coercitivas y defensivas. Aceptar es por lo tanto abandonar esa lucha que no proporciona los cambios deseados y además debilita la relación, para adoptar nuevas estrategias. Ello implica también comprender que las diferencias entre dos personas son inevitables, y en absoluto tienen porque ser una barrera para el bienestar y satisfacción de ambos. La aceptación implica poner en valor lo importante de la relación frente a pequeños detalles como ciertas diferencias personales. No significa renunciar a lo que a uno le gustaría, sino elegir que esos aspectos no van a hacer que la dinámica de la relación (algo superior) se deteriore por ello. Es curioso que este cambio de actitud y dejar de luchar por cambiar al otro puede facilitar los cambios.

Terapia integral de Pareja: Cómo se entiende el problema

A menudo las personas que acuden a terapia de pareja ven que su relación está inmersa en discusiones que han deteriorado la relación, haciendo incluso que ver o pensar en la pareja pueda generar sentimientos de frustración y malestar. Es lo que la Terapia Integral de Pareja denomina la trampa mutua, consecuencia de estar gestionando situaciones de conflicto una manera que no funciona.

Estas situaciones de conflicto pueden tener distintas formas. Existen algunos problemas habituales, denominados por la Terapia integral de Pareja como el tema. Suelen deberse a que debido a la historia personal de cada uno, su educación y manera de entender las relaciones, pueden posicionarse en un lado u otro de continuos entre: Pasar mucho tiempo juntos – Tener mi propio espacio; Te quiero yo más – No, yo te quiero más; Estilo de vida convencional – Estilo de vida alternativo, son algunos ejemplos.

Así la historia personal de cada miembro determina qué temas, qué comportamientos o comentarios pueden despertar emociones, sentimientos o pensamientos que generan malestar. Estas situaciones que activan el malestar en la pareja se denominan vulnerabilidades y pueden afectar a una o las dos partes de la relación. Es en estos momentos cuando tratando de eliminar ese malestar se adoptan estrategias que llevan a disputas contraproducentes.

terapia integral de pareja - activital psicólogos madrid

Para la Terapia integral de Pareja estas incompatibilidades o diferencias entre ambos miembros de la pareja son totalmente naturales, incluso inevitables entre dos personas necesariamente distintas, con dos historias previas individuales también distintas. El origen del problema sin embargo no es lo interesante, sino que el foco se pone sobre qué lo mantiene, y eso significa atender a de qué manera se responde a las diferencias entre ambos, y a las vulnerabilidades que nuestra historia personal hace que ciertas cosas nos sienten mal.

Estas respuestas destructivas se conocen como el proceso de polarización, en que cada miembro de la pareja busca el tener la razón, defenderse uno y atacar al otro, cambiarle o mostrarle indiferencia, por ejemplo. Todos ellos tienen como consecuencia la anteriormente llamada trampa mutua, que puede dar lugar a frustración, hastío, desesperanza, ansiedad o tristeza.

DOLOR + ACUSACION = CONFLICTO

DOLOR – ACUSACIÓN = ACEPTACIÓN

Es precisamente ahí donde se centrará la intervención de la Terapia Integral de Pareja, en el desarrollo de nuevas estrategias que en vez de separar y deteriorar la relación, permitan a la pareja permanecer unidos para afrontar los conflictos como equipo, aumentando la expresión efectiva e intimidad entre ambos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *