La vida en pareja es para muchos un pilar básico y fuente de bienestar personal, al igual que otras áreas como la vida profesional o las relaciones sociales y familiares. Es un ámbito de vida en el que depositamos grandes expectativas de futuro, un proyecto vital que caminar juntos y en el cual crecer y desarrollarnos como personas, por lo que las discusiones de pareja suelen ser habituales y una buena comunicación será clave para definir y fortalecer la relación.

Es con nuestra pareja con quien llegamos a mostrarnos de forma más transparente, tal como somos. Ello significa que recíprocamente, uno conoce los mayores anhelos y temores del otro y viceversa, lo que hace de nuestra pareja fuente de intimidad, confianza y apoyo mutuo, y al mismo tiempo, con quien podemos sentirnos más amados, pero también más vulnerables y sensibles.

discusiones de pareja - activital psicólogos

Dada la importancia de lo que está en juego, tanto por ser una pieza central para muchas personas y lo que supone este vínculo, como por el hecho de ser la persona con quien compartir un proyecto de vida, las diferencias y el incumplimiento de expectativas pueden aparecer con el transcurso del tiempo en forma de diferentes discusiones que mal gestionadas pueden conducir a una crisis en la pareja.

La presencia de conflictos y desacuerdo no supone en absoluto un síntoma de que algo está mal en la relación. De hecho, en el Instituto Gottman de Washington se dedican a profundizar e investigar sobre relaciones de pareja, afirman que las discusiones de pareja están correlacionadas con una mayor estabilidad de la relación, si estas se desarrollan desde un enfoque constructivo. Contraintuitivamente que una pareja no discuta nunca, puede indicar problemas de comunicación entre los miembros, falta de sinceridad, conformismo, y en definitiva que no se está haciendo nada por mejorar aquellos aspectos peliagudos, que por no hablarse no se cambian y aumentan el malestar de ambos pudiendo acabar en un distanciamiento de la pareja.

Es normal que aparezcan tensiones, diferencias entre las expectativas del proyecto de vida de uno y otro, y otras dificultades fruto de la vida misma y el día a día. El cómo se aborden estas discusiones de pareja, será clave para tener un mayor o menor grado de satisfacción con nosotros mismos y la pareja, y en lo fuerte que pueda ser la relación.

 

Comunicación en las discusiones de pareja

Las personas estamos comunicando siempre. Incluso al permanecer callados, estamos participando de un acto comunicativo con el otro, de forma pasiva. Sea por necesidades emocionales y de intimidad, sea para limar asperezas cuando aparecen diferencias en el seno de la pareja, para plantear cambios o ajustes que permitan evolucionar a la pareja, unas buenas habilidades comunicativas pueden hacer que los diferentes retos y dificultades sean situaciones de las que la pareja sale más unida y fortalecida, o por lo contrario fuente de distanciamiento y reproches.

Saber hablar en las discusiones de pareja: Comunicación expresiva

En la comunicación expresiva el objetivo final no es defenderse, justificarse, atacar ni presionar al otro miembro de la pareja: La finalidad es exponer el punto de vista propio sobre un aspecto de la relación o que implica a la pareja (crianza de los hijos, empleo, vacaciones…) de forma asertiva. Queremos que nos entiendan y para ello hemos de centrarnos en aquello que queremos transmitir siendo cuidadosos para no atacar verbalmente al otro, de modo que activemos sus defensas y se pierda de vista el motivo del mensaje.

Se recomienda así:

discutir en pareja - activital psicólogos

  • Frases en primera persona para comunicar lo que uno está viviendo, que empiecen por “yo… veo, me siento, pienso…”. Expresando así que es el punto de vista propio, cómo lo vive el comunicador, lo cual no significa que sea la verdad absoluta, no se especula ni se hacen suposiciones sobre la intencionalidad de lo que la pareja ha hecho o dicho.
  • Comunicación no-verbal: Es común al empezar a practicar la comunicación expresiva que se utilicen las palabras adecuadas pero utilizando un lenguaje no verbal que revela un ataque o reproche subyacente. El tono de voz, los gestos que acompañan a las palabras, deben ser acordes a esta actitud de trasmitir cómo ve uno las cosas desde el respeto, sin ataques ni defensivas.

Comunicarse desde esta actitud permite atender a los problemas de pareja en equipo, algo a solucionar por ambos, utilizando un lenguaje inclusivo en que se expresan los sentimientos y preferencias propias, a la vez que se preserva la calidad de la relación, fomentando así un vínculo más fuerte, empático y comprensivo.

Saber escuchar en las discusiones de pareja: Escucha activa

La escucha activa, como la otra cara de la moneda de la comunicación expresiva, consiste en demostrar interés y atención a lo que dice nuestra pareja, reflejando que es algo importante para nosotros y que se comprende el mensaje. Si bien la escucha activa es más bien una actitud ante el acto comunicativo, hay dos técnicas principales para fomentarla y que pueden permitirte centrarte en ella.

  • Paráfrasis: Parafrasear consiste en repetir con las propias palabras lo que el otro ha dicho, de modo que se note que se ha captado la idea principal del mensaje que nos transmiten.
  • Reflejo: Es ir un paso más allá que al parafrasear. En este caso, se añade a la paráfrasis los sentimientos que creemos que ha podido sentir la persona al verse en la situación que nos está comunicando.

Mediante la escucha activa uno puede entender mejor a su pareja, lo cual ya de por sí puede ser beneficioso, pues a todos nos gusta sentirnos comprendidos y no juzgados. Al mismo tiempo, permitirá entender mejor qué es lo que genera malestar o despierta conflictos en la pareja, qué se nos está demandando, y qué elegimos hacer al respecto. Desactivar los juicios y defensivas permitirá llegar al corazón del mensaje, de la necesidad, para poder responder a ella con mayor perspectiva y eficiencia. La Terapia de Pareja fomenta esta capacidad de comunicar desde una actitud constructiva, promoviendo actuar a la importancia de la otra persona y la relación, en lugar de dejarse llevar excesivamente por el momento pudiendo dañar la relación.

 

comunicación en pareja - activital

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *